Valoración de marca

La valoración de una marca sigue unas pautas similares a la de cualquier activo con la salvedad de que se trata de elemento complejo de la empresa en cuanto a su forma, límites y realidad.

Es un elemento cuyo valor depende de la percepción de los agentes del mercado tales como clientes o consumidores, proveedores, entidades financieras (acreedores), inversores y trabajadores.

Cada grupo de interés puede tener una percepción diferente y no necesariamente similar.

El valor de una marca, por tanto, depende del objetivo de la valoración y de su grupo de interés.

No es lo mismo realizar una valoración de marca para generar un informe destinado a soportar la negociación de una compraventa de acciones que una negociación de financiación.

Si bien buscamos, por lo general, el valor financiero de la marca, es decir su importe monetario, en ocasiones el objetivo puede ser otro: estratégico, comercial, judicial, producción, internacionalización, etc. y, por tanto, con un valor diferente.

En cada caso será necesario aplicar una metodología apropiada que otorgue más ponderación a los factores que tiene mayor peso en el objetivo final del informe.

Póngase en contacto en el 911 87 86 29 para investigar las posibles alternativas que puede barajar para conseguir su objetivo.